tarrusmorell-aumento-pecho

Planificación de la cirugía aumento de pecho.

Cada paciente, según su tipo de pecho, profesión, aficiones y deseos, necesita de una prótesis, redonda o anatómica, y un abordaje personalizado. Los tres abordajes utilizados son los areolares, por el surco submamario y axilar. Éste último es especialmente indicado en pacientes muy delgadas y con poco pecho. Así mismo, las prótesis pueden colocarse debajo el pectoral, submamario o en una posición intermedia tipo «dual plane».

Anestesia y postoperatorio

Es una cirugía que realizamos con anestesia general. Aunque se podría hacer con anestesia local y sedación, nosotros preferimos la anestesia general para el mejor confort de la paciente y para evitar posibles complicaciones. La intervención tiene una duración de 1-2 horas aproximadamente, y el postoperatorio es prácticamente indoloro con posibilidad de volver a la vida normal en dos o tres semanas.

¿Se pueden realizar aumentos mamarios sin utilizar prótesis de silicona?

Sí. Aunque menos común y más utilizado en cirugía reconstructiva que no en estética, se puede optar por la inserción de grasa o «lipofilling«. Esta técnica consiste en realizar una liposucción en la zona deseada por la paciente y la introducción de la grasa dentro de la mama. Las ventajas de esta técnica es que no se utilizan materiales externos y por tanto el resultado conseguido es más natural pero, como contrapartida, el volumen de aumento que se puede conseguir es más limitado que en prótesis, 150-200 mL por mama como máximo. Además, hay que seleccionar cada caso individualmente porque, a menudo, la colocación de una prótesis puede ser más beneficiosa si el que pretendemos es modificar sustancialmente la forma de la mama.