Aumento de pecho (FAQS)

• ¿Qué es la silicona?

La silicona es un material de tipo polimérico (también denominado polidimetilsiloxano) muy empleado a nivel médico. Está presente en catéteres, como recubrimiento en agujas quirúrgicas o en apósitos cicatrizantes para heridas entre otras aplicaciones. Si nos centramos en cirugías de tejidos blandos, la silicona se emplea especialmente para corregir imperfecciones del contorno corporal y se realiza mediante la implantación de prótesis basadas en este material. Como características importantes hay que remarcar la ausencia de aditivos ni reacciones alérgicas.

• ¿Existen diferentes tipos de prótesis?

La variedad es muy extensa. De manera muy general, podemos clasificarlas en redondas o anatómicas. Además, hay otras variables a tener en cuenta como la superficie de recubrimiento (lisa o rugosa), la medida así como el perfil de la propia prótesis (bajo, moderado, alto y extra-alto). Para conocer más sobre este tema os invitamos a consultar el post relacionado: “Redondas o anatómicas? Rugosas o lisas?”

Uno de los principales objetivos de Tarrús ·Morell es mantener la naturalidad y la identidad propia de cada mujer. Es por eso que empleamos prótesis de excelente calidad (Polytech – tecnología Alemana) y estudiamos cada caso individualmente para cumplir con los requerimientos de cada paciente sin perder de vista, en ningún caso, las características anatómicas y funcionales.

• ¿Qué vías de acceso se pueden emplear en una cirugía de aumento de pecho?

La vía de acceso se determina entre la paciente y el cirujano plástico en función de los deseos estéticos, las características anatómicas y del tipo de prótesis escogido. De manera general existen tres accesos:

1) Axilar

2) Periareolar (alrededor de la aréola)

3) Surco submamario (suele ser lo más frecuente)

• ¿Dónde se colocan las prótesis mamarias?

Las prótesis mamarias pueden colocarse posteriormente en el tejido glandular (sub-glandular) o bajo el músculo pectoral (sub-pectoral o sub-muscular). El cirujano sugerirá la mejor colocación en cada caso en particular.

• ¿El uso de prótesis mamarias reduce la detección de tumores mamarios?

La respuesta es clara: NO. De hecho, las pacientes sometidas a reconstrucción mamaria después de un cáncer de mama se les coloca prótesis de silicona puesto que la detección de nuevos tumores se mantiene inalterada.

• ¿Las prótesis mamarias predisponen al cáncer de mama?

En extensivos estudios se ha evaluado la relación entre mujeres portadoras de prótesis mamarias y la incidencia de cáncer de mama y el resultado ha sido claro: no existe un riesgo más elevado respecto a las mujeres no portadoras de prótesis.

•  ¿Las prótesis mamarias predisponen a sufrir una dolencia autoimmune?

No se ha observado ninguna relación entre prótesis de silicona y desórdenes de base autoimmune.

· ¿El gel de silicona de la prótesis podría difundir o atravesar el recubrimiento exterior de esta?

A diferencia de otras generaciones más antiguas, actualmente las prótesis están formuladas a base de geles “cohesivos” de silicona, es decir, con un elevado grado de entrecruzamiento a nivel molecular que hace que no existan moléculas pequeñas que puedan salir del material. Aun así, para aumentar la seguridad, se incluye una barrera adicional por encima del gel cohesivo para prevenir todavía más la difusión hacia los tejidos circundantes.

•   ¿ Qué duración tienen las prótesis mamarias de silicona? 

Actualmente, gracias a los avances a nivel de calidad, diseño y estructura de las prótesis, éstas suelen durar toda la vida. Aun así, cada persona es diferente y hay que tener en cuenta la reacción individual a un cuerpo extraño introducido (prótesis).

• ¿Cada cuando hay que revisar las prótesis mamarias postcirugía de aumento de pecho? 

Se recomienda hacer una revisión con el cirujano plástico cada 1 o 2 años.